Medical Tourism US Certified Member

 

Tumor maligno de la próstata

(CÁNCER DE PRÓSTATA)

El cáncer de próstata se encuentra ocupando el cuarto lugar de todos los tumores malignos y el segundo mas frecuente en los hombres. El cáncer de próstata es la causa mas frecuente de mortalidad por tumores malignos. Se espera que uno de cada 7 hombres será diagnosticado de cáncer de la Próstata en el transcurso de su vida Actualmente la mayoría de los casos se diagnostican a los 65 años, pero puede este estar presente en personas mas jóvenes, por lo cual es indispensable una valoración por el urólogo a partir de los 45 años de edad o a partir de los 40 años si se cuenta con antecedentes de familiares de primer grado con antecedente de cáncer de próstata.

El cáncer de próstata se puede tratar y curar siempre y cuando sea identificado a tiempo, por lo cual es indispensable una valoración por el Urólogo a partir de los 45 años o a los 40 si tiene antecedentes familiares. En la actualidad la revisión incluye la toma de muestra sanguínea (Antígeno Prostático Especifico), examen digito rectal dependiendo del caso se toman estudios de imagen que pueden ayudar al diagnostico como una Resonancia Magnética. En caso de tener los criterios de sospecha de un cáncer de próstata se requiere una confirmación por medio de una biopsia de próstata con el fin de confirmar el diagnostico. El tratamiento del cáncer de próstata va dirigido específicamente a las características del paciente, así como su estadio clínico. El tratamiento va desde vigilancia activa, prostatectomía radical, radioterapia, hormonoterapia, quimioterapia entre otros. Contamos con la tecnología, recursos y experiencia mas actuales para tratar esta enfermedad.

 

El cáncer de próstata en estadios iniciales puede ser tratado con fines curativos con pronósticos favorables, no es así el caso de los pacientes que son detectados con estados avanzados en los cuales el pronóstico es muy reservado.

 

Lo mas común es que el cáncer de próstata no tenga manifestaciones especificas, es asintomático, en otras ocasiones puede manifestarse con dificultad para orinar, sangre en la orina, disfunción eréctil, dolor en la espalda, entre otros. Por no presentar manifestaciones iniciales especificas todos los hombres tienen de forma obligatoria acudir a consulta con enfoque preventivo.